0221
0221

Al borde de las lágrimas, el Chapu Braña... ¿se despidió de la Libertadores?

¿Jugó Rodrigo Braña su último partido de Copa Libertadores? La sensación la dejó flotando en la zona mixta del Arena do Gremio el propio futbolista cuando afirmó: " el club respira lo que es la Libertadores y cuando no tenés revancha se vienen un montón de recuerdos. El equipo jugó como la historia lo indica, más allá de la falencia y la desigualdad de planteles. Me sentí identificado jugando con chicos de 18 años".

El Chapu abrió su corazón: "Uno trata de pensar en lo grupal, yo no puedo pedir mucho. Hacemos malabares ya para jugar. Ya estoy cansado. Cuando te ponés más grande, te ponés más sensible, no tenés revancha y sabés que esta competencia que tanto la disfruté ya no la voy a tener. Pero si había una forma de despedirme de esta competencia, era así, como lo hicimos en esta serie, luchando ante el último campeón y al que estuvimos tan cerca de eliminar". Visiblemente emocionado Rodrigo Braña dejó abierta la posibilidad de su retiro y, al borde del llanto, se despidió de la Copa que tantas alegrías le dio.

El gladiador de la camiseta 22 destacó también que "nos vamos despidiendo de la competencia, esta ya no la jugamos más y da un poco de tristeza". "El fútbol tiene estas cosas. Los chicos recién arrancan y tendrán más partidos de estos, con alegrías y desazón. Pero bueno, nosotros tenemos la amargura lógica de no tener revancha. Está el orgullo de terminar de esta forma, dando todo, corriendo hasta lo último e identificados con el equipo, como nos enseñaron en este club", concluyó el Chapu.

El hombre nacido en Berazategui hace 39 años volvió a demostrar su vigencia, los más pibes se contagiaron de su esfuerzo y ese es el mejor legado que deja en el Pincha. El adiós está cercano, pero aseguró que aún no está decidido: "No me quiero apurar. Iremos viendo cómo me siento pero es la hora de los más chicos. Ya conocen el camino y lo están demostrando", remarcó tras el partido en el que Estudiantes cayó con Gremio en los penales y quedó fuera de la Libertadores.


Al Pincha llegó en la temporada 2004/2005, jugó más de 300 partidos en sus dos etapas y dio tres vueltas olímpicas. Participó en 65 partidos internacionales (48 de Libertadores en siete ediciones), marcó un gol histórico ante Juan Aurich en Perú en el 2010, formó parte de las mejores duplas centrales del fútbol argentino junto a Juan Sebastián Verón y se metió en la historia grande del Pincha. La derrota, que duele, lo marca como el guerrero que enamoró a los hinchas de Estudiantes desde el primer día.

¿Jugó Rodrigo Braña su último partido de Copa Libertadores? La sensación la dejó flotando en la zona mixta del Arena do Gremio el propio futbolista cuando afirmó: " el club respira lo que es la Libertadores y cuando no tenés revancha se vienen un montón de recuerdos. El equipo jugó como la historia lo indica, más allá de la falencia y la desigualdad de planteles. Me sentí identificado jugando con chicos de 18 años".

29 de agosto de 2018

El Chapu abrió su corazón: "Uno trata de pensar en lo grupal, yo no puedo pedir mucho. Hacemos malabares ya para jugar. Ya estoy cansado. Cuando te ponés más grande, te ponés más sensible, no tenés revancha y sabés que esta competencia que tanto la disfruté ya no la voy a tener. Pero si había una forma de despedirme de esta competencia, era así, como lo hicimos en esta serie, luchando ante el último campeón y al que estuvimos tan cerca de eliminar". Visiblemente emocionado Rodrigo Braña dejó abierta la posibilidad de su retiro y, al borde del llanto, se despidió de la Copa que tantas alegrías le dio.

El gladiador de la camiseta 22 destacó también que "nos vamos despidiendo de la competencia, esta ya no la jugamos más y da un poco de tristeza". "El fútbol tiene estas cosas. Los chicos recién arrancan y tendrán más partidos de estos, con alegrías y desazón. Pero bueno, nosotros tenemos la amargura lógica de no tener revancha. Está el orgullo de terminar de esta forma, dando todo, corriendo hasta lo último e identificados con el equipo, como nos enseñaron en este club", concluyó el Chapu.

El hombre nacido en Berazategui hace 39 años volvió a demostrar su vigencia, los más pibes se contagiaron de su esfuerzo y ese es el mejor legado que deja en el Pincha. El adiós está cercano, pero aseguró que aún no está decidido: "No me quiero apurar. Iremos viendo cómo me siento pero es la hora de los más chicos. Ya conocen el camino y lo están demostrando", remarcó tras el partido en el que Estudiantes cayó con Gremio en los penales y quedó fuera de la Libertadores.


Al Pincha llegó en la temporada 2004/2005, jugó más de 300 partidos en sus dos etapas y dio tres vueltas olímpicas. Participó en 65 partidos internacionales (48 de Libertadores en siete ediciones), marcó un gol histórico ante Juan Aurich en Perú en el 2010, formó parte de las mejores duplas centrales del fútbol argentino junto a Juan Sebastián Verón y se metió en la historia grande del Pincha. La derrota, que duele, lo marca como el guerrero que enamoró a los hinchas de Estudiantes desde el primer día.

COMENTARIOS

¿Jugó Rodrigo Braña su último partido de Copa Libertadores? La sensación la dejó flotando en la zona mixta del Arena do Gremio el propio futbolista cuando afirmó: " el club respira lo que es la Libertadores y cuando no tenés revancha se vienen un montón de recuerdos. El equipo jugó como la historia lo indica, más allá de la falencia y la desigualdad de planteles. Me sentí identificado jugando con chicos de 18 años".