El caso Piparo vuelve a escena con el pedido de domiciliaria del marcador “Pimienta” Silva
0221
0221

El caso Piparo vuelve a escena con el pedido de domiciliaria del marcador “Pimienta” Silva

Uno de los condenados pide terminar de cumplir la pena en su casa en base a problemas “graves” de salud. Sufrió dos ACV en la cárcel. El viernes también estará la víctima de la salidera en Tribunales.

Por Martín Soler

El expediente que tiene a la diputada provincial Carolina Piparo como centro de la escena sumará un nuevo capítulo en el fuero Penal de La Plata, a partir del pedido de prisión domiciliaria que realizó Miguel Ángel “Pimienta” Silva, el marcador de la mujer (entonces embarazada) y su madre, en la fatal salidera bancaria que ocurrió en 2010 en el barrio platense de La Loma. La defensa del acusado alega que padece “graves” problemas de salud y “no se puede mantenerse en pie” como consecuencia de los accidentes cerebro vasculares (ACV) que padeció durante su estadía en prisión, confirmaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

Los jueces del Tribunal Oral Criminal (TOC) II de La Plata, quienes dictaron la condena para los integrantes de la banda, será los encargados de resolver el planteo. La audiencia fue pautada para las 9.00 horas, según resolvieron los magistrados Liliana Torrisi, Claudio Bernard y Silvia Hoerr.

Voceros judiciales confirmaron a este medio que estarán presentes el fiscal del caso, Marcelo Romero; y la víctima y actual diputada provincial, Carolina Piparo; junto a sus abogados. No trascendió cuál será la postura del fiscal, pero se descarta que el planteo de los abogados de la legisladora será en oposición al pedido de la defensa.

Silva se entregó en sede policial el 18 de agosto de 2010. Cercado por personal policial y luego de varias semanas prófugos, optó por ajustarse a derecho y se presentó en la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata en las primeras horas de aquella jornada y fue trasladado de inmediato a la sede del fuero penal de La Plata.

El 13 de mayo de 2013 casi todos los integrantes de la banda fueron condenados a perpetua. La pena recayó sobre Silva y sus cómplices Carlos Moreno (autor del disparo mortal), Luciano López, Juan Manuel Calvimonte y Carlos Jordán Juárez. En tanto fueron absueltos: Carlos Burgos y Augusto Claramonte.

Pero, en un fallo dictado en febrero de 2015, Casación consideró que la muerte del bebé Isidro no fue homicidio calificado, sino un homicidio en ocasión de robo. A partir de este nuevo encuadre legal, la Justicia fijó 25 años de prisión para Moreno y Jordán Juárez (considerado el líder de la banda). Además, redujo a 23 años la pena para Silva y López (quien condujo la moto que persiguió a la víctima). Por último, estableció en 24 años la condena para Calvimonte, que habría "reclutado" a los asaltantes.

El TOC II había dado por acreditado que Piparo fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando junto a su madre, María Ema Cometa, retiró dinero de la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata, y se dirigió a su casa, en las calles 21 y 36.

Si bien el tribunal reconoció que Moreno fue el autor del disparo que la hirió, aplicó en el fallo la teoría de la coautoría funcional, es decir la ejecución de un delito cometido conjuntamente por varias personas que participan voluntaria y conscientemente de acuerdo a una división de funciones de índole necesaria.

Por ello, le dictó a los cinco la misma condena y les imputó los mismos delitos, más allá de que Silva fue quien "marcó" a Carolina en el interior de la sucursal, Jordán Juárez era dueño de la camioneta usada en el hecho, Calvimonte reclutó la mano de obra y López quien conducía la moto con la que interceptaron a la mujer.

“Resulta indistinto -indicaron los jueces- quien efectúa el disparo dado el condominio y el acuerdo pleno para cometer el suceso criminoso. Silva, Juárez, Calvimonte, López y Moreno acordaron concretar un robo y consintieron los medios -uso de arma de fuego en condiciones de ser disparada”, explicaron los magistrados en el fallo condenatorio.

Uno de los condenados pide terminar de cumplir la pena en su casa en base a problemas “graves” de salud. Sufrió dos ACV en la cárcel. El viernes también estará la víctima de la salidera en Tribunales.

06 de junio de 2018

Por Martín Soler

El expediente que tiene a la diputada provincial Carolina Piparo como centro de la escena sumará un nuevo capítulo en el fuero Penal de La Plata, a partir del pedido de prisión domiciliaria que realizó Miguel Ángel “Pimienta” Silva, el marcador de la mujer (entonces embarazada) y su madre, en la fatal salidera bancaria que ocurrió en 2010 en el barrio platense de La Loma. La defensa del acusado alega que padece “graves” problemas de salud y “no se puede mantenerse en pie” como consecuencia de los accidentes cerebro vasculares (ACV) que padeció durante su estadía en prisión, confirmaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

Los jueces del Tribunal Oral Criminal (TOC) II de La Plata, quienes dictaron la condena para los integrantes de la banda, será los encargados de resolver el planteo. La audiencia fue pautada para las 9.00 horas, según resolvieron los magistrados Liliana Torrisi, Claudio Bernard y Silvia Hoerr.

Voceros judiciales confirmaron a este medio que estarán presentes el fiscal del caso, Marcelo Romero; y la víctima y actual diputada provincial, Carolina Piparo; junto a sus abogados. No trascendió cuál será la postura del fiscal, pero se descarta que el planteo de los abogados de la legisladora será en oposición al pedido de la defensa.

Silva se entregó en sede policial el 18 de agosto de 2010. Cercado por personal policial y luego de varias semanas prófugos, optó por ajustarse a derecho y se presentó en la sede de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata en las primeras horas de aquella jornada y fue trasladado de inmediato a la sede del fuero penal de La Plata.

El 13 de mayo de 2013 casi todos los integrantes de la banda fueron condenados a perpetua. La pena recayó sobre Silva y sus cómplices Carlos Moreno (autor del disparo mortal), Luciano López, Juan Manuel Calvimonte y Carlos Jordán Juárez. En tanto fueron absueltos: Carlos Burgos y Augusto Claramonte.

Pero, en un fallo dictado en febrero de 2015, Casación consideró que la muerte del bebé Isidro no fue homicidio calificado, sino un homicidio en ocasión de robo. A partir de este nuevo encuadre legal, la Justicia fijó 25 años de prisión para Moreno y Jordán Juárez (considerado el líder de la banda). Además, redujo a 23 años la pena para Silva y López (quien condujo la moto que persiguió a la víctima). Por último, estableció en 24 años la condena para Calvimonte, que habría "reclutado" a los asaltantes.

El TOC II había dado por acreditado que Piparo fue baleada el 29 de julio de 2010 cuando junto a su madre, María Ema Cometa, retiró dinero de la sucursal del Banco Santander Río de 7 y 42, en La Plata, y se dirigió a su casa, en las calles 21 y 36.

Si bien el tribunal reconoció que Moreno fue el autor del disparo que la hirió, aplicó en el fallo la teoría de la coautoría funcional, es decir la ejecución de un delito cometido conjuntamente por varias personas que participan voluntaria y conscientemente de acuerdo a una división de funciones de índole necesaria.

Por ello, le dictó a los cinco la misma condena y les imputó los mismos delitos, más allá de que Silva fue quien "marcó" a Carolina en el interior de la sucursal, Jordán Juárez era dueño de la camioneta usada en el hecho, Calvimonte reclutó la mano de obra y López quien conducía la moto con la que interceptaron a la mujer.

“Resulta indistinto -indicaron los jueces- quien efectúa el disparo dado el condominio y el acuerdo pleno para cometer el suceso criminoso. Silva, Juárez, Calvimonte, López y Moreno acordaron concretar un robo y consintieron los medios -uso de arma de fuego en condiciones de ser disparada”, explicaron los magistrados en el fallo condenatorio.

COMENTARIOS