Avanza el césped de 1 y 57 y el Pincha le puso fecha al regreso
0221
0221

Comenzaron los trabajos en el césped de 1 y 57 y en Estudiantes le pusieron fecha al regreso

Se reactivó la obra del estadio Jorge Luis Hirschi y en Estudiantes empezaron la cuenta regresiva para la vuelta. Las máquinas ya trabajan en el terreno de juego. Mientras tanto esperan la oficialización del préstamo.

“Una vez que se acrediten los fondos del préstamo, en 8 o 9 meses el estadio estará apto para jugar”, aseguró Miguel Menno, a 0221.com.ar, poniendo un plazo estimativo para que se cumpla el sueño de todo el mundo pincharrata. Tras ,+as de sesenta días de neutralización, este martes se reactivaron los trabajos en 1 y 57 y desde la dirigencia del Pincha solo piensan en volver a su casa.

El prosecretario de Obras del club, explicó a 0221.com.ar cómo se realizarán los trabajos en el terreno de juego y cuáles serán los procedimientos que le permitirán instalar un sistema único en la Argentina. “Este tipo de campo es similar al de algunos clubes europeos, como el Milán, y la idea es poder tener un césped de primer nivel para nuestro país”, detalló el dirigente.

El próximo jueves se iniciará con el desmonte del terreno y las medidas del manto verde serán de 112 metros de largo por 73 de ancho. A su vez, la intención es que los límites del campo de juego sean de 105 metros de largo por 68 de ancho.

Las obras en los demás sectores del estadio se irán reanudando a medida que se cuente con el dinero necesario. El préstamo del Banco Itaú, anunciado hace unos días atrás por Juan Sebastián Verón, todavía está en su etapa de instrumentación y no se hizo efectivo. Aunque todo indica que el club recibirá este financiamiento en el corto plazo.

"Estamos en un 80% de la obra civil y a eso hay que sumarle los contratos periféricos que son las butacas, ascensores y el campo de juego", explicó Menno haciendo referencia al estado actual del estadio y las cosas que le faltan por hacer.

A los 5 millones de dólares que entregará el Banco Itaú, Estudiantes sumará recursos ordinarios de la institución para llegar a la cifra total que se necesita para que se pueda volver a jugar en su estadio. De todas maneras, desde el club siguen buscando nuevas líneas de financiamiento que le permitan recuperar parte del dinero invertido.

Tal como dice la canción de la hinchada, volver a 1 y 57 es una obsesión y en el mundo de Estudiantes no se piensa en otra cosa. Es el principal objetivo de la actual gestión y harán todo lo posible para que se concrete lo antes posible.

Se reactivó la obra del estadio Jorge Luis Hirschi y en Estudiantes empezaron la cuenta regresiva para la vuelta. Las máquinas ya trabajan en el terreno de juego. Mientras tanto esperan la oficialización del préstamo.

19 de junio de 2018

“Una vez que se acrediten los fondos del préstamo, en 8 o 9 meses el estadio estará apto para jugar”, aseguró Miguel Menno, a 0221.com.ar, poniendo un plazo estimativo para que se cumpla el sueño de todo el mundo pincharrata. Tras ,+as de sesenta días de neutralización, este martes se reactivaron los trabajos en 1 y 57 y desde la dirigencia del Pincha solo piensan en volver a su casa.

El prosecretario de Obras del club, explicó a 0221.com.ar cómo se realizarán los trabajos en el terreno de juego y cuáles serán los procedimientos que le permitirán instalar un sistema único en la Argentina. “Este tipo de campo es similar al de algunos clubes europeos, como el Milán, y la idea es poder tener un césped de primer nivel para nuestro país”, detalló el dirigente.

El próximo jueves se iniciará con el desmonte del terreno y las medidas del manto verde serán de 112 metros de largo por 73 de ancho. A su vez, la intención es que los límites del campo de juego sean de 105 metros de largo por 68 de ancho.

Las obras en los demás sectores del estadio se irán reanudando a medida que se cuente con el dinero necesario. El préstamo del Banco Itaú, anunciado hace unos días atrás por Juan Sebastián Verón, todavía está en su etapa de instrumentación y no se hizo efectivo. Aunque todo indica que el club recibirá este financiamiento en el corto plazo.

"Estamos en un 80% de la obra civil y a eso hay que sumarle los contratos periféricos que son las butacas, ascensores y el campo de juego", explicó Menno haciendo referencia al estado actual del estadio y las cosas que le faltan por hacer.

A los 5 millones de dólares que entregará el Banco Itaú, Estudiantes sumará recursos ordinarios de la institución para llegar a la cifra total que se necesita para que se pueda volver a jugar en su estadio. De todas maneras, desde el club siguen buscando nuevas líneas de financiamiento que le permitan recuperar parte del dinero invertido.

Tal como dice la canción de la hinchada, volver a 1 y 57 es una obsesión y en el mundo de Estudiantes no se piensa en otra cosa. Es el principal objetivo de la actual gestión y harán todo lo posible para que se concrete lo antes posible.

COMENTARIOS