La defensa de un edil a Vidal calentó la sesión del Concejo Deliberante
0221
0221

La polémica defensa de un edil a Vidal calentó la sesión del Deliberante platense

La sesión de este miércoles estuvo marcada por un controversial proyecto de Victoria Tolosa Paz y Norberto Gomez. En la iniciativa, la concejal le pidió a su colega de Cambiemos Raúl Abraham que se rectifique públicamente después de haber acusado al kirchnerismo de impulsar un "plan sistemático del populismo para esclavizar a la sociedad".

El rol de la Universidad pública otra vez en la mira. Los dichos de la gobernadora María Eugenia Vidal sobre las universidades del Conurbano motivaron múltiples reflexiones tanto del oficialismo como de la oposición. En su momento, el concejal radical Raúl Abraham salió en defensa de la Gobernadora con un texto que escribió en Facebook y borró poco después tras recibir una buena catarata de críticas.

En su escrito, Abraham aseguraba que “nadie que viva en la pobreza llega hoy a la Universidad” gracias a un “plan sistemático del populismo para esclavizar a la sociedad”. Sin embargo, poco después eliminó el comentario y escribió otro aclarando su postura, pero la publicación fue suficiente para que los ediles kirchneristas Victoria Tolosa Paz y Norberto “Chucho” Gómez presentaran un proyecto de comunicación exigiéndole que se retracte públicamente.

El proyecto, que debía debatirse la semana pasada, fue trasladado por el presidente del cuerpo Fernando Ponce para la sesión de este miércoles, un hecho que provocó el enojo de Tolosa Paz y escaló hasta convertirse en un auténtico escándalo.

Finalmente se trató el expediente con un resultado más bien pobre: terminó en el Archivo. Abraham hizo su descargo y contó que no había hablado en la sesión anterior por considerar que no fue elegido como miembro del Concejo para hablar de sí mismo ni de sus pares. "Pienso que las confrontaciones personales y los escándalos no son más que la antipolítica y yo fui elegido para hacer política”, indicó y advirtió: “Este proyecto no lo puedo dejar pasar porque cita un comentario personal en una red social”.

“Considero falaz y malintencionado omitir mi segundo posteo”, aseguró y agregó que “el poder económico y el dinero, concretamente, puede comprar muchísimas cosas; pero hay dos que no pueden comprar: una trayectoria política militante y el respeto de sus pares y creo que tengo las dos”.

Tolosa Paz no tardó en responder y aseguró que detrás de los dichos del concejal hay “una gran violencia”. “Muchísima gente se sintió dolida y agraviada” por sus declaraciones y las de la mandataria bonaerense, acusó la edil.

Los oficialistas Florencia Rollié y Claudio Frangul, en tanto, salieron a defender a su compañero de bloque. Frangul advirtió que la iniciativa de Gómez y Tolosa Paz “tiene que ver con la necesidad de protagonismo, de estar mirando continuamente los medios y llamar la atención" y setenció: "Me parece inédito y muy autoritario”.

Fue el concejal del Pro, Julio Irurueta, quien planteó directamente que “de ninguna manera un edil puede pedirle a otro que piense distinto”. A su vez, pidió una moción para archivar el expediente y con los votos positivos del oficialismo, el proyecto terminó en el Archivo del Concejo sin siquiera haber sido tratado.

La sesión de este miércoles estuvo marcada por un controversial proyecto de Victoria Tolosa Paz y Norberto Gomez. En la iniciativa, la concejal le pidió a su colega de Cambiemos Raúl Abraham que se rectifique públicamente después de haber acusado al kirchnerismo de impulsar un "plan sistemático del populismo para esclavizar a la sociedad".

13 de junio de 2018

El rol de la Universidad pública otra vez en la mira. Los dichos de la gobernadora María Eugenia Vidal sobre las universidades del Conurbano motivaron múltiples reflexiones tanto del oficialismo como de la oposición. En su momento, el concejal radical Raúl Abraham salió en defensa de la Gobernadora con un texto que escribió en Facebook y borró poco después tras recibir una buena catarata de críticas.

En su escrito, Abraham aseguraba que “nadie que viva en la pobreza llega hoy a la Universidad” gracias a un “plan sistemático del populismo para esclavizar a la sociedad”. Sin embargo, poco después eliminó el comentario y escribió otro aclarando su postura, pero la publicación fue suficiente para que los ediles kirchneristas Victoria Tolosa Paz y Norberto “Chucho” Gómez presentaran un proyecto de comunicación exigiéndole que se retracte públicamente.

El proyecto, que debía debatirse la semana pasada, fue trasladado por el presidente del cuerpo Fernando Ponce para la sesión de este miércoles, un hecho que provocó el enojo de Tolosa Paz y escaló hasta convertirse en un auténtico escándalo.

Finalmente se trató el expediente con un resultado más bien pobre: terminó en el Archivo. Abraham hizo su descargo y contó que no había hablado en la sesión anterior por considerar que no fue elegido como miembro del Concejo para hablar de sí mismo ni de sus pares. "Pienso que las confrontaciones personales y los escándalos no son más que la antipolítica y yo fui elegido para hacer política”, indicó y advirtió: “Este proyecto no lo puedo dejar pasar porque cita un comentario personal en una red social”.

“Considero falaz y malintencionado omitir mi segundo posteo”, aseguró y agregó que “el poder económico y el dinero, concretamente, puede comprar muchísimas cosas; pero hay dos que no pueden comprar: una trayectoria política militante y el respeto de sus pares y creo que tengo las dos”.

Tolosa Paz no tardó en responder y aseguró que detrás de los dichos del concejal hay “una gran violencia”. “Muchísima gente se sintió dolida y agraviada” por sus declaraciones y las de la mandataria bonaerense, acusó la edil.

Los oficialistas Florencia Rollié y Claudio Frangul, en tanto, salieron a defender a su compañero de bloque. Frangul advirtió que la iniciativa de Gómez y Tolosa Paz “tiene que ver con la necesidad de protagonismo, de estar mirando continuamente los medios y llamar la atención" y setenció: "Me parece inédito y muy autoritario”.

Fue el concejal del Pro, Julio Irurueta, quien planteó directamente que “de ninguna manera un edil puede pedirle a otro que piense distinto”. A su vez, pidió una moción para archivar el expediente y con los votos positivos del oficialismo, el proyecto terminó en el Archivo del Concejo sin siquiera haber sido tratado.

COMENTARIOS