"Los planes de estudio de Arquitectura van de la mano del mercado inmobiliario local"
0221
0221

"Los planes de estudio de Arquitectura van de la mano del mercado inmobiliario local"

La presidenta del centro de estudiantes de la facultad de Arquitectura y Urbanismo habló sobre todos los temas de la actualidad con 0221.com.ar. Entre otras cosas, manifestó su preocupación por el contexto nacional para los estudiantes y resaltó que será clave estar en la calle para romper el cerco mediático. La inserción al ámbito laboral. Además de un marcado retroceso de Franja Morada dentro de la política de la UNLP.

En la previa asomaba como una de las elecciones más reñidas pero, gracias al gran trabajo que realizaron durante todo el año, Dale al Frente, logró retener el centro en noviembre y sacó una considerable diferencia sobre su principal rival Franja Morada. Su presidenta, Bianca Giagante, no se conforma con el triunfo y entiende que es el momento para seguir construyendo una política combativa y un pensamiento crítico respecto de cómo se forman los estudiantes de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP.

Oriunda de Bahía Blanca y con un fuerte compromiso con la lucha feminista, la joven se tomó unos minutos para dialogar con 0221.com.ar y analizar el nuevo mapa político de la UNLP y lo que vendrá para el año 2019, el cual asoma complicado para todas las universidades del país.

-¿Cómo está la facultad luego de las elecciones estudiantiles?

-Es el resultado y una reafirmación  de los estudiantes, sobre todo, después de todo un proceso político que vivió la facultad en este tiempo. Fuimos de las facultades que estuvo más movilizada y organizada durante todo el año frente a un ajuste que fue terrible en la educación y frente a un año de represión. También nos manifestamos ante una política deliberada del gobierno Nacional y Provincial, con medidas que atacaban a la educación pública.

El estudiante de arquitectura no solo apostó a la conducción actual, sino a un modelo de conducción que es lo que se viene desarrollando en estos seis o siete años. Tuvimos participación, política combativa y un pensamiento crítico respecto a cómo nos formamos.

-¿Cómo ves el retroceso de Franja Morada en la política universitaria?

-Creo que fue un golpe con respecto al crecimiento que tuvieron el año pasado. La última elección la ganamos por 70 votos y ahora por casi 800. Hay una intención de los estudiantes de apostar a otro tipo de política, hoy se entiende que son el brazo derecho del Gobierno Nacional. Son quienes están apostando a que haya deserción dentro de la facultad y los planes de estudios vayan de la mano de lo que es el mercado laboral que, en nuestro caso, se ven reflejados en el mercado inmobiliario. La Franja Morada representa todo lo que está del otro de la educación pública y la realidad es que hay una conciencia más generalizada respecto de lo que ellos representan.

-¿Notaron una baja en la cantidad de alumnos en las aulas?

-Eso lo notamos. Estamos en periodo de inscripciones y ya tenemos un llamado de atención, siendo de las carreras más caras, notamos un cambio de quiénes están entrando a nuestra facultad que son una clase media alta. Lo hablamos con varios titulares de nuestra facultad, hay una clase media alta y no sectores populares, eran minoritarios pero cada vez son menos. Tenemos que pensar quienes están entrando a nuestra universidad pública.

-¿Hay menos gente del interior?

-Son las primeras semanas de inscripción pero tenemos el alerta porque, hasta el momento, son menos que el año pasado.

-¿Cómo es la inserción laboral de Futuro de jóvenes arquitectos e inserción laboral?

-Está complicado en dos aspectos. Primero por el marco laboral general, en la profesión liberal que tenemos hay una reducción de la construcción muy grande y quienes salimos a trabajar lo hacemos totalmente precarizados y trabajos chicos con empresas constructoras. Se le está dando un enfoque más liberal a nuestra profesión y tiene que ver por cómo nos forman dentro de la facultad, que no está atendiendo a las responsabilidades que tenemos afuera de la ciudad.

Por ejemplo, tenemos el déficit de viviendas en la Argentina y la realidad que nuestra facultad no atiende esta realidad. Por otro lado, La Plata cuenta con un mercado inmobiliario que está atado a la UNLP y se especula con que lleguen universitarios de todos lados para construir monoambientes, y se facilita a que nosotros desarrollemos eso. Terminamos siendo desarrolladores inmobiliarios y no arquitectos pensado en cómo construir o transformar la arquitectura de la ciudad. La realidad es que la salida laboral está recortada.

-¿Cómo ves la situación para el 2019 teniendo en cuenta el año electoral y el presupuesto 2019, el cual trae recortes en educación, ciencia, técnica y salud?

-Vemos el año siguiente muy complicado. Estamos a la expectativa de que tengamos estudiantes y docentes copando las calles porque fue la herramienta que nos permitió organizarnos este año, entender que había un objetivo claro: defender la educación pública.

Tampoco lo vamos a hacer solos y desde una sola facultad, la política de unidad debe ser muy amplia. La unidad no es una línea política clara y tradicional sino que es la claridad que tenemos que estar unidos para defendernos del Gobierno a nivel Nación y Provincia.

Lo veo complicado también por las experiencias que tuvimos durante este año, principalmente, con el gremio docente. A nosotros nos dejó bastante que desear, en nuestra facultad hubo una asamblea en contra de lo que votó ADULP respecto al acuerdo paritario, fue una de los pocos lugares donde pasó esto. Confiamos en nuestros docentes pero tenemos un llamado de atención a todos los sectores relacionados con el peronismo y el kirchnerismo, quienes deben ponerse los pantalones porque están a la espera del 2019 pero no pueden garantizar el presente. Tenemos bastantes críticas respecto a esto.

La presidenta del centro de estudiantes de la facultad de Arquitectura y Urbanismo habló sobre todos los temas de la actualidad con 0221.com.ar. Entre otras cosas, manifestó su preocupación por el contexto nacional para los estudiantes y resaltó que será clave estar en la calle para romper el cerco mediático. La inserción al ámbito laboral. Además de un marcado retroceso de Franja Morada dentro de la política de la UNLP.

08 de diciembre de 2018

En la previa asomaba como una de las elecciones más reñidas pero, gracias al gran trabajo que realizaron durante todo el año, Dale al Frente, logró retener el centro en noviembre y sacó una considerable diferencia sobre su principal rival Franja Morada. Su presidenta, Bianca Giagante, no se conforma con el triunfo y entiende que es el momento para seguir construyendo una política combativa y un pensamiento crítico respecto de cómo se forman los estudiantes de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP.

Oriunda de Bahía Blanca y con un fuerte compromiso con la lucha feminista, la joven se tomó unos minutos para dialogar con 0221.com.ar y analizar el nuevo mapa político de la UNLP y lo que vendrá para el año 2019, el cual asoma complicado para todas las universidades del país.

-¿Cómo está la facultad luego de las elecciones estudiantiles?

-Es el resultado y una reafirmación  de los estudiantes, sobre todo, después de todo un proceso político que vivió la facultad en este tiempo. Fuimos de las facultades que estuvo más movilizada y organizada durante todo el año frente a un ajuste que fue terrible en la educación y frente a un año de represión. También nos manifestamos ante una política deliberada del gobierno Nacional y Provincial, con medidas que atacaban a la educación pública.

El estudiante de arquitectura no solo apostó a la conducción actual, sino a un modelo de conducción que es lo que se viene desarrollando en estos seis o siete años. Tuvimos participación, política combativa y un pensamiento crítico respecto a cómo nos formamos.

-¿Cómo ves el retroceso de Franja Morada en la política universitaria?

-Creo que fue un golpe con respecto al crecimiento que tuvieron el año pasado. La última elección la ganamos por 70 votos y ahora por casi 800. Hay una intención de los estudiantes de apostar a otro tipo de política, hoy se entiende que son el brazo derecho del Gobierno Nacional. Son quienes están apostando a que haya deserción dentro de la facultad y los planes de estudios vayan de la mano de lo que es el mercado laboral que, en nuestro caso, se ven reflejados en el mercado inmobiliario. La Franja Morada representa todo lo que está del otro de la educación pública y la realidad es que hay una conciencia más generalizada respecto de lo que ellos representan.

-¿Notaron una baja en la cantidad de alumnos en las aulas?

-Eso lo notamos. Estamos en periodo de inscripciones y ya tenemos un llamado de atención, siendo de las carreras más caras, notamos un cambio de quiénes están entrando a nuestra facultad que son una clase media alta. Lo hablamos con varios titulares de nuestra facultad, hay una clase media alta y no sectores populares, eran minoritarios pero cada vez son menos. Tenemos que pensar quienes están entrando a nuestra universidad pública.

-¿Hay menos gente del interior?

-Son las primeras semanas de inscripción pero tenemos el alerta porque, hasta el momento, son menos que el año pasado.

-¿Cómo es la inserción laboral de Futuro de jóvenes arquitectos e inserción laboral?

-Está complicado en dos aspectos. Primero por el marco laboral general, en la profesión liberal que tenemos hay una reducción de la construcción muy grande y quienes salimos a trabajar lo hacemos totalmente precarizados y trabajos chicos con empresas constructoras. Se le está dando un enfoque más liberal a nuestra profesión y tiene que ver por cómo nos forman dentro de la facultad, que no está atendiendo a las responsabilidades que tenemos afuera de la ciudad.

Por ejemplo, tenemos el déficit de viviendas en la Argentina y la realidad que nuestra facultad no atiende esta realidad. Por otro lado, La Plata cuenta con un mercado inmobiliario que está atado a la UNLP y se especula con que lleguen universitarios de todos lados para construir monoambientes, y se facilita a que nosotros desarrollemos eso. Terminamos siendo desarrolladores inmobiliarios y no arquitectos pensado en cómo construir o transformar la arquitectura de la ciudad. La realidad es que la salida laboral está recortada.

-¿Cómo ves la situación para el 2019 teniendo en cuenta el año electoral y el presupuesto 2019, el cual trae recortes en educación, ciencia, técnica y salud?

-Vemos el año siguiente muy complicado. Estamos a la expectativa de que tengamos estudiantes y docentes copando las calles porque fue la herramienta que nos permitió organizarnos este año, entender que había un objetivo claro: defender la educación pública.

Tampoco lo vamos a hacer solos y desde una sola facultad, la política de unidad debe ser muy amplia. La unidad no es una línea política clara y tradicional sino que es la claridad que tenemos que estar unidos para defendernos del Gobierno a nivel Nación y Provincia.

Lo veo complicado también por las experiencias que tuvimos durante este año, principalmente, con el gremio docente. A nosotros nos dejó bastante que desear, en nuestra facultad hubo una asamblea en contra de lo que votó ADULP respecto al acuerdo paritario, fue una de los pocos lugares donde pasó esto. Confiamos en nuestros docentes pero tenemos un llamado de atención a todos los sectores relacionados con el peronismo y el kirchnerismo, quienes deben ponerse los pantalones porque están a la espera del 2019 pero no pueden garantizar el presente. Tenemos bastantes críticas respecto a esto.

COMENTARIOS