Los gritos triperos en el duro camino a la final
0221
0221

Los gritos de Gimnasia en el duro camino a la final de la Copa Argentina

Es uno de los equipos que menos goles convirtió, pero es también de los que menos recibió. Mantuvo la valla invicta en la mayoría de los partidos y encontró en Jan Hurtado, un goleador efectivo y salvador.

 

Cinco encuentros son los que disputó Gimnasia hasta el momento en la Copa Argentina. En total marcó 6 tantos, mientras que le convirtieron en tres oportunidades. La faceta ofensiva no fue la especialidad del equipo mens sana en este semestre, algo que queda reflejado en los números. Sin embargo, la efectividad si es una cualidad que se le puede destacar a los de Troglio a lo largo de este certamen.

Lucas Licht fue el encargado de darle la victoria en el debut ante Sportivo Belgrano de San Francisco. El Bochi ingresó en el segundo tiempo y rompió el cero a los 35 minutos de esa parte complementaria, con zapatazo formidable desde afuera del área.

Ya en los 16avos de final, el que puso el único tanto del encuentro fue Matías Gómez. Ayudado por desinteligencias entre la defensa y el arquero de Olimpo, el Monito aprovechó su velocidad para ganarle la posición a uno de los defensores y sorprender al arquero que quedó a mitad de camino.

En el cruce ante Boca, por los octavos de final, entró en acción un hombre que llegó como una apuesta en el último mercado de pases y ya se transformó en una realidad. Jan Carlos Hurtado fue el encargado de poner a los 44 minutos del segundo tiempo, el 1 a 0 frente al Xeneize y con el cual lo iba a terminar dejando eliminado de manera agónica.

Contra Central Córdoba de Santiago del Estero, iba a ser nuevamente el venezolano Hurtado el héroe de la tarde en Rafaela. Luego de un pelotazo largo, el joven moreno se coló entre los centrales y tras una gambeta larga al arquero definió casi sin ángulo, poniendo el 1 a 1, que le permitió a los de Troglio definir todo en los penales.

Por último llegó el encuentro en donde el Lobo pudo marcar más de un gol en los 90 minutos. Fue ante River, por las semifinales, tras verse abajo en el marcador dos veces, llegó al empate, primero en los pies de Faravelli y luego en la cabeza de Silva.

A estos tantos se les podría agregar los convertidos desde los doce pasos tanto en la definición con los santiagueños, como así también en las semifinales ante River, donde la eficacia de los ejecutantes triperos se sobrepuso a la de sus rivales. 

Es uno de los equipos que menos goles convirtió, pero es también de los que menos recibió. Mantuvo la valla invicta en la mayoría de los partidos y encontró en Jan Hurtado, un goleador efectivo y salvador.

06 de diciembre de 2018

 

Cinco encuentros son los que disputó Gimnasia hasta el momento en la Copa Argentina. En total marcó 6 tantos, mientras que le convirtieron en tres oportunidades. La faceta ofensiva no fue la especialidad del equipo mens sana en este semestre, algo que queda reflejado en los números. Sin embargo, la efectividad si es una cualidad que se le puede destacar a los de Troglio a lo largo de este certamen.

Lucas Licht fue el encargado de darle la victoria en el debut ante Sportivo Belgrano de San Francisco. El Bochi ingresó en el segundo tiempo y rompió el cero a los 35 minutos de esa parte complementaria, con zapatazo formidable desde afuera del área.

Ya en los 16avos de final, el que puso el único tanto del encuentro fue Matías Gómez. Ayudado por desinteligencias entre la defensa y el arquero de Olimpo, el Monito aprovechó su velocidad para ganarle la posición a uno de los defensores y sorprender al arquero que quedó a mitad de camino.

En el cruce ante Boca, por los octavos de final, entró en acción un hombre que llegó como una apuesta en el último mercado de pases y ya se transformó en una realidad. Jan Carlos Hurtado fue el encargado de poner a los 44 minutos del segundo tiempo, el 1 a 0 frente al Xeneize y con el cual lo iba a terminar dejando eliminado de manera agónica.

Contra Central Córdoba de Santiago del Estero, iba a ser nuevamente el venezolano Hurtado el héroe de la tarde en Rafaela. Luego de un pelotazo largo, el joven moreno se coló entre los centrales y tras una gambeta larga al arquero definió casi sin ángulo, poniendo el 1 a 1, que le permitió a los de Troglio definir todo en los penales.

Por último llegó el encuentro en donde el Lobo pudo marcar más de un gol en los 90 minutos. Fue ante River, por las semifinales, tras verse abajo en el marcador dos veces, llegó al empate, primero en los pies de Faravelli y luego en la cabeza de Silva.

A estos tantos se les podría agregar los convertidos desde los doce pasos tanto en la definición con los santiagueños, como así también en las semifinales ante River, donde la eficacia de los ejecutantes triperos se sobrepuso a la de sus rivales. 

COMENTARIOS