La Universidad en los barrios
0221

La Universidad en los barrios

03 de diciembre de 2018

Juan le cuenta a su maestra que el sábado salió a conocer la diversidad animal en los cursos de agua. Lo hace con el proyecto Exploracuáticos de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo. Juan como le gusta decir, es un exploracuático. Su hermana Florencia juega al futbol en Sacachispas, el club del barrio, y además practica con los chicos de Educación Física todos los jueves mientras otro grupo juega con aros, colchonetas y música.  Ambos viven junto a su familia en la Islita, un barrio asentado a orillas del Arroyo del Gato, que tiene sus días contados. Es parte de la traza del ensanche del arroyo, por lo que Juan y Florencia junto a sus padres y hermanos serán relocalizados.

El proceso es duro porque supone dejar lo conocido, lo propio y mudarse a un nuevo lugar. Los entrevistaron hace un tiempo y su mamá participó de una reunión en el Club donde había unas personas del Consejo Social UNLP que les explicaron cómo sería todo y para acompañarlos. Juan pensó: “si son de la universidad, deben ser conocidos de los exploracuáticos”.

El barrio se muda, Juan y Florencia se mudan. El barrio se llama el Nuevo Mercadito y está a doce cuadras del anterior. Y se mudan también los profes de Educación Física y se mudan los exploracuáticos. Empiezan las actividades, van al comedor de Lili, que les presta un enchufe para que puedan seguir escuchando música mientras hacen la  actividad. Se arma la canchita y todos siguen practicando, los Exploracuáticos salen a buscar otras diversidades.

El próximo fin de semana el Barrio Nuevo estará revolucionado. Vienen unos chicos de  Bellas Artes con un dron y pinturas. Los de Educación Física ayudaron y fueron casa por casa pidiendo permiso, hicieron una reunión y les propusieron a los vecinos pintar una frase en los techos. Una letra por casa. Parece que se ve desde el cielo. El drone lo va a filmar.

Entre todos eligieron la frase que se va a pintar. “Ningún pibe nace chorro”. Todos quieren pintar una letra.

Los equipos del relato integran proyectos de extensión en el marco  del Centro Comunitario de Extensión Universitaria (CCEU) de Ringuelet, que es parte de una red de doce centros que la UNLP cogestiona junto a vecinos y organizaciones de la comunidad en distintos barrios del Gran La Plata.  Cada uno de ellos es un dispositivo de trabajo que articula las acciones que la universidad realiza en un territorio determinado en base a una agenda de problemas co-construida multiactoralmente con los referentes de un territorio. Si la Islita se muda, entonces la universidad se muda, acompaña, construye allí, con el territorio y desde el territorio.

COMENTARIOS